Bienestar


El IMSS impulsa investigación sobre la lactancia materna y promueve los beneficios madre-hijo

El Seguro Social desarrolla protocolos en bebés prematuros, informó la doctora Mardia López Alarcón

El IMSS impulsa investigación sobre la lactancia materna y promueve los beneficios madre-hijo | La Crónica de Hoy

Fotos: Cortesía IMSS

La doctora Mardia López Alarcón, jefa de la Unidad de Investigación Médica en Nutrición en el Hospital de Pediatría del Centro Médico Nacional (CMN) Siglo XXI, informó que en la Unidad a su cargo se desarrollan dos líneas de investigación para encontrar beneficios adicionales a la leche materna, al tiempo que promueve la lactancia en sus derechohabientes por el bienestar que produce al binomio madre e hijo.

En una de ellas, para beneficiar a bebés prematuros, se investiga el papel de los ácidos grasos omega para protegerlos de la muerte de tejido intestinal (enterocolitis necrosante) y de la retinopatía óptica, que puede causar problemas de visión permanentes o ceguera.

“Tenemos resultados preliminares y algunos que ya publicamos muy importantes donde se reduce de 80 al 90 por ciento el riesgo en desarrollar este tipo de infecciones”, destacó.

La otra es respecto a la composición de la leche de hormonas que son de reciente descubrimiento para saber si también están en la leche materna, como la grelina y su relación en la modulación del apetito del menor.

“Menores alimentados al seno materno tienen mejor balance de hormonas apetito-saciedad. Hacemos el análisis de la microbiota (flora intestinal) de la leche materna, que por sus mecanismos inmunológicos provoca que sea de mejor calidad, mientras que los alimentados con biberón deben adquirir esa protección al exponerse al medio ambiente y sus microbios”, explicó.

López Alarcón, quien próximamente participará en el Foro “Por una infancia libre de obesidad en México”, recordó que los primeros protocolos en esta Unidad se desarrollaron en los años ochenta.

Mediante la investigación en el IMSS se reportó que niñas y niños que son amamantados se enferman menos y cuando esto ocurre es por menos tiempo, además no pierdan el apetito, de tal manera que aún enfermos se protege su estado nutricional, destacó.

“Hicimos un modelo de sepsis en donde vimos que los niños hospitalizados que eran amamantados y recibían leche materna o los omega-3 seguían creciendo, mientras que los niños con fórmula deterioraban su estado nutrición”. 

En el caso de las madres, se descubrió que requieren más proteínas en su dieta durante la lactancia (de 0.8 a 1.1 miligramos por kilo por día) para darle el aporte necesario a su bebé; que una mamá a pesar de estar desnutrida puede aportar los nutrientes que su hija(o) necesita para crecer, y que a través de la lactancia hay un traspaso de lípidos que le ayuda a bajar de peso.

“El Seguro Social realiza investigación básica, clínica, epidemiológica y de Servicios de Salud en relación a la lactancia, con resultados que pueden aplicarse en el corto plazo y otros a más largo plazo, pero siempre el sentido es beneficiar al derechohabiente”, enfatizó.

Comentarios:

Destacado:

+ -