Metrópoli


En Tláhuac, imposición de candidatos y guerra sucia que involucra a Servidores de la Nación

Servidores de la Nación, hartos de la corrupción e impunidad con la que actúa la familia Salgado, denunciaron ante Crónica que toda decisión y orden para lograr el voto ciudadano y las condiciones a los militantes para recibir ayudas sociales sale de la oficina de Ricardo, quien en mensajes de chat gira las instrucciones con el seudónimo de “Gallo”.

En Tláhuac, imposición de candidatos y guerra sucia que involucra a Servidores de la Nación | La Crónica de Hoy

Amago de servidores de la nación a los que se les sentenció que serían despedidos si no cumplían órdenes, así como manipulación de militantes de Morena a los que se les condicionó la entrega de ayudas de programas sociales si no votaban por el candidato de la familia Salgado en Tláhuac, y la difusión de encuestas maquilladas en apoyo a la imposición de su candidato, es parte de la descarada guerra sucia que desde el mismo seno del Centro Integrador del Bienestar en la demarcación se fraguó, para borrar de la contienda a los adversarios de Berenice Hernández, la Delfín de Rigoberto Salgado, quien con el triunfo de la 4T en las elecciones del pasado 6 de junio seguirá mandando a placer y sin obstáculos en la demarcación.

Servidores de la Nación, hartos de la corrupción e impunidad con la que actúa la familia Salgado, denunciaron ante Crónica que toda decisión y orden para lograr el voto ciudadano y las condiciones a los militantes para recibir ayudas sociales sale de la oficina de Ricardo, quien en mensajes de chat gira las instrucciones con el seudónimo de “Gallo”.

Servidores de la nación que pidieron el anonimato, pues temen ser blanco de las represalias, presentaron a este rotativo capturas de los mensajes de chat en los que se les ordena qué hacer y cómo actuar para lograr el apoyo ciudadano.

Los trabajadores de Morena destacaron que uno de los episodios de manipulación y amago contra el personal que realiza la función de “Correcaminos” y que hacen visitas casa por casa en las distintas colonias de la alcaldía, fueron advertidos en febrero pasado que la tarea era lanzar toda la maquinaría de apoyo en favor de Berenice Hernández, brazo derecho de Ricardo, y para ello se tendrían que borrar de la lista de candidatos a los otros adversarios que el partido presentó para la elección interna.

Mediante mensajes de chat desde su teléfono personal, Ricardo, alias “Gallo”, emitió a todos los Siervos de la Nación a su mando, la orden de que cada uno de ellos deberían contar con al menos 10 personas de apoyo para Berenice mediante una encuesta manipulada desde el mismo Centro Integrador del Bienestar, en el que no se expresara apoyo alguno a los rivales de Berenice y se rechazara toda imposición.

Mediante esta encuesta, “Gallo” ordenó a los morenistas a su cargo que expresaran mensajes negativos contra Adriana Espinosa, la adversaria de Berenice y quien representaba un serio peligro en las aspiraciones de la familia Salgado para imponer a su candidata.

De acuerdo con el sondeo manipulado desde la Casa de Campaña Morena o Centro Integrador del Bienestar, se ordenó que en dicho sondeo se señalara que nadie conocía en la demarcación a Adriana Espinosa, a pesar de que ella es diputada de Tláhuac.

La encuesta que se publicó en redes sociales para militantes de Morena en la demarcación apuntaba con una sola pregunta:

CDMX/¿Está de acuerdo con que Adriana Espinosa (@AdrianaEsMG) una mujer de Iztapalapa sea candidata de @morenaestatalDF para la @Alc_Tlahuac?

Las opciones de respuesta eran “No, Sí, No la conozco y No, no vive en Tláhuac”, con lo que se desacreditó a Adriana Espinosa como aspirante de Morena a contender por la alcaldía. Según la encuesta, quienes dijeron que no la aceptaban como candidata fue del 35%, mientras que el 45% opinó que no la conocía, como fue la misión a difundir.

Los morenistas inconformes señalan que además de que ellos debieron de multiplicar el rechazo en muestras de opinión para esta morenista, también tuvieron que multiplicar el apoyo y halagos para Berenice Hernández, por lo que de entrada, los comprometieron a que cada Siervo de la Nación debía tener por lo menos 30 votos de familiares y amigos que expresaran su respaldo a la Delfín de los Salgado, con lo que se anuló la candidatura de Adriana Espinosa y se abría camino libre para Berenice, a quien se triplicó el apoyo mediante redes sociales y en las encuestas donde aparecía su imagen, proceso que se repitió en varias ocasiones desde diferentes computadoras y teléfonos celulares.

La orden también apuntaba que si se respondía a alguna encuesta telefónica, la respuesta debería ser de apoyo a Berenice y negativa para los otros contendientes.

Otro episodio de las corruptelas y manipulación que se planea desde la propia oficina de Ricardo y denunciado por los propios servidores, es el condicionamiento de apoyo de programas sociales a militantes del partido, a los que se les advirtió que si no se suman a expresar su apoyo en las encuestas para la causa o asistir a mítines en apoyo a la candidata, se les retiraría la ayuda prometida.

Uno de estos apoyos del bienestar denominado “Niñas y niños hijos de madres trabajadoras”, fue condicionada a varias madres de familia que deberían confirmar su apoyo a la candidata de la familia Salgado y durante la elección del pasado 6 de junio.

Los morenistas inconformes con estos amagos hacen un llamado al presidente Andrés Manuel López Obrador para que le eche una mirada a Tláhuac y conozca lo que sucede, ya que todos los lineamientos por lo que lucha Morena, en la alcaldía los pisotean y la corrupción es cosa de todos los días.

Comentarios:

Notas Relacionadas:

Destacado:

+ -