Opinión


Haiga sido como haiga sido

Haiga sido como haiga sido | La Crónica de Hoy

A Citlalli Hernández, secretaria general de Morena, solo le faltó decir sobre el triunfo de Morena en Xochimilco: “Haiga sido como haiga sido, ganamos”.

Todo porque el Tribunal Electoral de la Ciudad de México ordenó el recuento de 37 casillas de la elección del pasado 6 de junio.

Citlalli viene de los tiempos en que Morena, en su versión original de PRD, exigía por toda la ciudad voto por voto, casilla por casilla, pero como ahora está del otro lado sostiene que en realidad lo que quiere la oposición es pactar en lo oscurito su triunfo.

La elección en esa alcaldía sureña tuvo un cierre de fotografía. Morena ganó a la alianza PAN, PRI, PRD por un puñado de votos.

Si hay dudas fundadas, que se vuelva a contar. No se está pidiendo anular la elección, sino sólo verificar 37 casillas. Eso no es querer burlar la voluntad de los habitantes de Xochimilco sino por el contrario respetarla rigurosamente.

Si Morena tiene confianza en su triunfo el recuento no debería quitarle el sueño. A menos que…

 

El tufo de arbitrariedad

El presidente plantea el regreso a clases como capricho personal. Es un error. Tiene que ser una decisión técnica que tome en cuenta criterios sanitarios y pedagógicos.

Pero al decir que los niños van de regreso a las escuelas “llueve, truene o relampaguee”, manda el mensaje de que el único criterio que cuenta es el suyo.

La reactivación de las clases presenciales es una aspiración compartida, pero si el entorno a finales de agosto está como el que impera a finales de julio, proponerlo es irreflexivo.

Si los padres de familia escuchan la noticia de que el INER está saturado, y no tiene espacio para atender a ningún otro enfermo Covid, desde luego eso detona la preocupación. Buscarán proteger a sus niños y jóvenes.

Al regreso a clases presenciales hay quitarle el tufo de arbitrariedad.

 

Ganga bajo sospecha

El grupo parlamentario de Morena presentó un punto de acuerdo para exhibir la venta de un terreno de la Universidad de Chapingo en Yucatán a un precio muy por debajo del precio de mercado.

El valor de estas tierras es de 9 mil millones de pesos. Lo que se dice por allá es que el grupo beneficiado ofrecía solo 300, es decir, buscaba obtener una ganancia de más de 8 mil millones.

Con el avance de la investigación trascendió que quien ofreció esta "oportunidad" de negocio a estos empresarios fue el secretario de Fomento Económico del estado, Ernesto Herrera Novelo, quien, con estas acciones, parece que trabaja a favor de sus intereses y no de los yucatecos.

¿Estará enterado el gobernador?

 

Hostigamiento anunciado

El otro dúo maléfico, Padierna-Bejarano, tuvo que acatar la instrucción del Palacio del Ayuntamiento de no impedir la toma de posesión de Sandra Cuevas en la alcaldía de Cuauhtémoc.

Pero eso no quiere decir que le hagan la vida de cuadritos. Todos los políticos tienen derecho al pataleo, pero en el caso de Padierna ya es un trastorno obsesivo. Ya se había visto como alcaldesa, en tres años como jefa de Gobierno y en el 2030 a los cuernos de la luna, pero no.

Su plan, siguiendo los pasos de ya saben quién, es crear un “gobierno legítimo” de la alcaldía para arrancar a dentelladas todas las porciones de presupuesto que pueda.

Quiere crear el Movimiento Cuarta Transformación en Cuauhtémoc. Está en su derecho, aunque vecinos de la alcaldía que simpatizan con Morena comentan que ahora está trabajando con más ganas que antes de la elección, cuando pensó que tenía el triunfo en la bolsa.

La pregunta ahora es ¿cómo defenderán PRI, PAN y PRD a la alcaldesa en Cuauhtémoc?

 

Comentarios:

Notas Relacionadas:

Destacado:

+ -