Cultura


Los NFTs, la nueva era en la venta y compra de arte digital: Joaquín Restrepo

Un hotel pude instalar 30 o 40 pantallas y comprar obras para proyectarlas, en lugar de afiches baratos, añada

 Los NFTs, la nueva era en la venta y compra de arte digital: Joaquín Restrepo | La Crónica de Hoy

Los NFTs (Non- Fungibles Tokens o Token No Fungible) ofrecen una posibilidad a los artistas de efectos especiales, diseñadores digitales y todo un sector técnico de Hollywood que antes de la pandemia no tenía tiempo para crear su propia obra. Aunque no es una democratización económica del arte, porque para producirlos debes poseer cierta tecnología, los tokens criptográficos abren la puerta a la autopromoción, considera el escultor y artista visual, Joaquín Restrepo. 

En conversación telefónica, el artista colombiano explica que el NFTs es un archivo que se guarda en el blockchain - la criptomoneda que la resguarda-. “La ventaja es que una vez hecho el NFTs no se puede modificar y queda unido a una billetera, el número que te representa a ti en el mundo virtual. Esta billetera indica que la obra es original y no puede ser cambiada por otra, sea dentro de 10 o 100 años, se puede rastrear”. 

Destaca dos claves a la hora de comprar-vender obras de arte: certificados (originalidad) y procedencia. “En un cuadro de Da Vinci hay huecos en la procedencia –registro de todas las manos por las que ha pasado la obra desde que salió del taller del artista-. En los NFTs esos huecos no existen. Además, si hay ventas en un mercado secundario, el artista recibe entre 10 y 15 por ciento del valor de la venta. Es una forma de que sigamos ganando porque usualmente en subastas del mercado secundario se vende carísimo y los artistas no vemos ese dinero”, subraya. 

Restrepo apunta a Crónica que la pandemia por COVID-19 lo incentivó a buscar alternativas para la difusión de su obra, y considera que hoy en día ha logrado fusionar dos grandes pasiones, cultura y tecnología, a través de la experimentación con proyectos digitales, renderizados y programación. Esto comenzó a tomar forma con la exposición “Amor Fati”, lanzada en 2020 cuando prácticamente el mundo entero se encontraba en cuarentena y no había muchas posibilidades para monetizar sus piezas. 

“El  año pasado se hizo la exposición, pero no había forma de dar un paso más allá en lo comercial. Los NFTs  abren la posibilidad para que los artistas que producimos de forma digital podamos vender y producir más. Es iniciar una nueva era en el arte digital. Antes se guardaba en USB una pieza de videoarte o exposición virtual como la que hice, instalación, etc. Con los NFTs no es necesario, se puede hacer un contrato digital y es una forma de expandir”, agrega.  

Estima que dentro de los próximos 5-7 años, el soporte digital será uno de los mercados principales de arte, y si ha demorado tanto es porque las instalaciones para su exposición son costosas. 

 “Los NFTs pueden vivir en pantallas. Cada vez nos rodeamos más y más de pantallas para mostrar información útil. Se abre la puerta a que muestren obras de arte de calidad. Un hotel compra obras económicas o afiches impresos; ahora puede poner 30 o 40 pantallas, hay formas muy creativas para colocarlas, y pueden comprar piezas de arte, de mucha calidad, para proyectarlas. Comienza a generar diálogos mucho más interesantes entre las pantallas y nosotros”. 

METAEXPOSICION. Actualmente, a la par de difundir su obra a través de esta novedosa plataforma digital, Restrepo presenta V.I.T.R.I.O.L en The Gallery at Vaudeville, Texas, Estados Unidos, desde el 1 de junio hasta el 31 de agosto. 

"Es una exposición mixta porque mezcla 27 piezas de escultura, dibujos, lienzos de gran formato y, al principio, hay una pantalla donde se visualiza Amor Fati, entonces hay una exposición dentro de otra. Espero dentro de 15 días lanzar unas piezas de realidad aumentada para jugar con las esculturas, con los celulares de la gente que van físicamente a la galería, porque son experiencias que deben ser presenciales a pesar de ser digitales”, añade.  

ESPACIO. “Empiezas por comprender el sistema de criptomonedas y conocer a la comunidad que está generando NFTs, luego aprendes economía – a los artistas nos hace falta aprender de economía. No deberíamos jugar a Wall Street, pero conforme pasa el tiempo es importante tener un mínimo de aprendizaje”, opina el artista plástico y digital, Joaquín Restrepo. 

Señala que por el tipo de tecnología, los NFTs no pueden vivir en bitcoin, pero sí hay algunas criptomonedas donde se albergan, tales como Ethereum y Tezos, las principales actualmente para este tipo de transacciones.


 

Comentarios:

Destacado:

+ -