Bienestar


Tabaquismo, primera causa de muerte prematura en el mundo

el Seguro Social redobla sus esfuerzos en prevención y tratamiento a favor de derechohabientes que decidieron dejar de fumar, para lo cual además de las constantes pláticas, talleres y cursos que realiza, también cuenta con el Hospital de Cardiología del Centro Médico Nacional Siglo XXI, con la Clínica de Atención para Apoyar el Abandono del Tabaquismo.

Tabaquismo, primera causa de muerte prematura en el mundo | La Crónica de Hoy

En el marco del Día Mundial sin Tabaco, que se conmemora este 31 de mayo, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), refuerza acciones para apoyar a quienes han decidido dejar de fumar, así como labores de prevención con pláticas, talleres y cursos dirigidos a niños y adolescentes para prevenir la adicción al tabaco. 

El instituto, encabezado por su director general Zoé Robledo Aburto resaltó que además se tiene contemplada la apertura de Clínicas de Atención Contra el Tabaquismo y adquirir nuevos medicamentos para evitar la supresión por nicotina. 

Cabe resaltar que el tabaquismo, se ha convertido desde hace varios años ya, en la primera causa de muerte prematura en el mundo, la cual además de todo es prevenible, por lo que el Seguro Social  redobla sus esfuerzos en prevención y tratamiento a favor de derechohabientes que decidieron dejar de fumar, para lo cual además de las constantes pláticas, talleres y cursos que realiza, también cuenta con el Hospital de Cardiología del Centro Médico Nacional Siglo XXI, con la Clínica de Atención para Apoyar el Abandono del Tabaquismo. 

 El doctor Edgar Mondragón Armijo, jefe de Área Médica en la Coordinación Técnica de Excelencia Clínica en Enfermedades Respiratorias e Infecciosas, destacó que cada año el IMSS otorga más de 300 mil consultas médicas relacionadas al consumo del tabaco y se podrá dar continuidad ante la recuperación de los servicios médicos. 

Recordó que el tabaquismo incrementa en 96 por ciento la posibilidad de tener una evolución grave en el transcurso de la enfermedad en paciente con COVID-19, si se compara con una persona no fumadora. 

Además, fumar en pacientes con COVID-19 aumenta en 76 por ciento la posibilidad de ingreso a cuidados intensivos, intubación y fallecimiento, ya que el cigarro en su composición contiene alrededor de siete mil químicos, de los cuales alrededor de 70 son cancerígenos, tales como arsénico, alquitrán o uranio. 

Sustancias como el monóxido de carbono causan lesiones en la capa interna de los vasos sanguíneos y como resultado hay una reacción inflamatoria y pueden obstruir el paso de sangre o desprenderse y obstruir vasos más pequeños, que ponen en riesgo la vida. 

El especialista refirió que el confinamiento por la COVID-19 generó un incremento de trastornos como ansiedad o depresión, y esto a su vez provocó que personas con el hábito del tabaco fumen más, y otros que no eran fumadores se iniciaran en este consumo. 

Ante ello, dijo, y con la finalidad de ayudar a reducir el consumo del tabaco “se está contemplando la posibilidad de extender el número de Clínicas para apoyar el abandono del tabaco así como adquirir nuevos medicamentos efectivos para evitar la supresión por nicotina en las personas que abandonan el hábito de fumar”, enfatizó. 

Señaló que el Seguro Social tiene un convenio con los Centros de Integración Juvenil para el manejo integral de derechohabientes que desean dejar de fumar, quienes reciben apoyo en sesiones grupales y tratamiento con medicamentos como parches y chicles de nicotina para evitar el síndrome de supresión causado por la falta de esta sustancia. 

Tres de los cinco principales padecimientos que se atienden en el IMSS tiene como factor de riesgo el tabaquismo: enfermedades cardiovasculares y circulatorias; tumores malignos como cáncer de pulmón, laringe, boca, tráquea, mama, estómago y vejiga, así como males respiratorios  crónicos como bronquitis y enfisema, que componen la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC). 

El doctor Mondragón Armijo consideró de importancia mantener y reforzar las medidas de prevención para evitar que niños y adolescentes inicien el hábito, “si bien en México y el mundo en los últimos años se ha visto un descenso en el número de fumadores, no ha habido impacto en este grupo etario de la sociedad, se ha mantenido, y además incrementó su consumo en mujeres”. 

Comentarios:

Notas Relacionadas:

Destacado:

+ -